paras, conflicto armado, paramilitarismo, paramilitar colombia


 
Victimarios
paramilitarismo
keyword
José Gonzalo Rodríguez Gacha, “El Mexicano” PDF Imprimir E-mail
Victimarios - Jefes
Martes, 20 de Septiembre de 2011 19:44
  
Conocido por sus excentricidades, José Gonzalo Rodríguez Gacha es considerado una leyenda de los carteles de la droga y uno de los primeros financiadores del paramilitarismo. 
 

Gonzalo Rodríguez Gacha, considerado uno de los primeros financiadores del paramilitarismo. Foto: Archivo Semana

“El Mexicano” fue protagonista de la guerra narco-esmeraldera de finales de los 70, momento en el que se convirtió en uno de los hombres más ricos y perseguidos del mundo.

Rodríguez Gacha nació en el municipio de Pacho- Cundinamarca el 14 de Mayo de 1947 en una humilde familia campesina. En tercero de bachillerato decidió abandonar sus estudios para trabajar con Gilberto Molina, el “zar” de las esmeraldas en Boyacá. Ascendió en las estructuras de Molina mientras empezó a relacionarse con los traficantes de drogas de Medellín.

Su fortuna se incrementó rápidamente, al mismo ritmo que el número de sus enemigos. En 1976, Gacha se unió a Pablo Escobar, Carlos Ledher y los hermanos Ochoa para conformar el “cartel de Medellín”, el mismo que 5 años después patrocinó económica y logísticamente la creación del primer grupo de autodefensas Muerte a Secuestradores –MAS-. Sin embargo, las motivaciones de Rodríguez Gacha para participar en este proyecto de contención guerrillera, principalmente contra las Farc, no eran ideológicas sino de enfrentamientos personales.

Las Farc, que en principio prestaban un servicio de vigilancia a los cultivos y laboratorios del “capo” a cambio de ciertos “impuestos”, empezaron a robar a los emisarios de Gacha y a destruir sus plantaciones. Bajo la filosofía de “quien no está conmigo, está contra mí”, el capo inició la venganza que cobró la vida de más de 800 miembros del partido de izquierda Unión Patriótica, entre ellos la del candidato presidencial, Jorge Pardo Leal, quien fue asesinado el 11 de octubre de 1987.

Su lista de enemigos se amplió con la intervención de varios políticos a favor de la extradición de los cabecillas del narcotráfico. Rodríguez Gacha fue señalado de organizar, en conjunto con los paramilitares del Magdalena Medio y el cartel de Medellín, la realización de los magnicidios de Rodrigo Lara Bonilla y de Luis Carlos  Galán

Los excesos de “El Mexicano”





Gacha pasó de ser un humilde campesino de Pacho para convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo.Foto: revista Fortune

Rodríguez Gacha fue catalogado como uno de los hombres más ricos del mundo por la revista Forbes el 20 de junio de 1988. Dueño de más de 116 propiedades, fincas, casas, apartamentos, lotes y vehículos, avaluadas en 40 mil millones de pesos, el “capo” se convirtió, como otros narcotraficantes, en el generoso ídolo de su pueblo natal.

Su inmensa fortuna se convirtió en leyenda a raíz de las historias de caletas o guacas enterradas en sus propiedades: carros llenos de lingotes de oro, bolsas de dólares y esmeraldas son parte de los tesoros escondidos en las haciendas donde se encontraban más de 200 finísimos caballos de paso, entre estos, Túpac Amaru, el famoso caballo del millón de dólares.

Siendo aficionado al futbol, su imperio se extendió hasta el deporte al invertir en el club de fútbol Los Millonarios,  financiando contrataciones y salarios de los jugadores.

“Antes muerto que extraditado”

Al iniciarse la persecución contra narcotráficantes y sus capitales, los jefes de la mafia iniciaron una escalada de atentados contra el Estado y sus funcionarios.

Luego de sus ataques a las oficinas del DAS el 6 de diciembre de 1989, Rodríguez Gacha era el hombre más buscado en Colombia.

Como respuesta a la captura de su hijo, Freddy Rodríguez Celades, “el mexicano” había desatado una ola de terror para presionar su liberación. Con una espectacular persecución liderada por el General Miguel Antonio Gómez Padilla, el “capo” fue asesinado por la policía nacional en su casa de recreo en Tolú, el 15 de diciembre de 1989.

Según la investigación de Gerardo Reyes, la leyenda persiguió a “el mexicano” hasta su tumba. Aunque algunas versiones aseguran que la ubicación de Gacha fue posible gracias a los servicios de inteligencia de Estados Unidos que instalaron un dispositivo subcutáneo en el cuerpo de Fredy, su hijo, Jorge Velázquez, infiltrado del Cartel de Cali, se atribuye el hecho.

Velázquez, quien participó en el operativo aéreo, aseguró que “el mexicano” se suicidó al ver a su hijo muerto: “en ese momento Gacha me lanzó una mirada de rabia, levantó la mano, hizo pistola y se puso algo frente a la cara que explotó, era un artefacto pequeño, más pequeño que una granada, y ahí murió''.

La vida y la muerte de Gacha, lo convirtieron en la leyenda sanguinaria del narcotráfico y de los inicios del paramilitarismo.

Alias usados: El mexicano

Ubicación geográfica: Magdalena Medio, Medellín, Bogotá.

Víctimas que le atribuye la justicia: Principal autor intelectual del genocidio de la Unión Patriótica.

Bienes entregados: 116 propiedades fueron incautadas por la Dijin el 16 de agosto de 2009, 20 años después de la muerte de “el mexicano”. 30% de las acciones del club Millonarios quedaron a disposición de la Dirección Nacional de Estupefacientes el 4 de octubre de 1997.

Los crímenes conocidos: Jaime Pardo Lea, Rodrigo Lara Bonilla, Luis Carlos Galán.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

SECCION
ARTÍCULOS
      
keyword